viernes, 7 de agosto de 2015

Retomando el vuelo...

Quise titular esta entrada así, este es mi sentir actual....




Como comente en post anteriores he iniciado mi tratamiento de reemplazo hormonal, la verdad me siento de maravilla, de esas cosas que dices ¿porque no inicie antes? jajaja

Te das cuenta que un desajuste hormonal te puede hacer sentir de mil y un formas (regularmente mal) y aveces piensas que eres tu y si eres tu pero gracias a tus hormonas jajaja, pero hasta pareciera que me dieron otros lentes. Sentirme emocionalmente mejor, me a ayudado a ver las cosas de forma distinta, me he sentido mas fortalecida emocionalmente y he retomado mi actividad social. De allí que me he distanciado de mi mundo 2.0, pero la verdad les he tomado aprecio y les sigo leyendo aunque yo no escriba.

Estos días han sido de decisiones ya les había comentado que mi esposo y yo trabajamos con niños en una casa hogar y tras enterarnos de nuestra in-fertilidad estamos entusiasmados con la idea de la adopción.



Quería compartirles una experiencia que me ha cautivado y me ha tocado muy hondo en mi corazón. También ha reforzado nuestros deseos de adopción.

 Hace como 2 semanas tuvimos una junta en la fundación en la que estoy de voluntaria y la junta era para todos los voluntarios del programa, allí en la junta comentamos sobre nuestras experiencias con los niños, uno de los voluntarios bastante joven 21-23 años  estaba compartiendo sus experiencias y dando algunos consejos, no se pero a mi me dio la impresión de que era psicólogo por su forma de hablar y los consejos que daba, un chico sencillo y por como hablaba su manera de ser se denotaba muy sincero y espiritual. La reunión casi finalizó y una de las coordinadoras del programa dijo que para ella era un honor que uno de los voluntarios había pertenecido a una casa hogar y ahora el trabajaba con niños como algún día trabajaron con él, entonces resulto que el chico quien yo pensaba que era psicólogo había estado en una casa hogar, en ese momento el quiso compartir su historia:

El nos contó que no conoció a su papá y que su mamá había muerto cuando el tenía 8 años, el quedo bajo la custodia del gobierno, el comenta que su mamá fue muy fría y que el siempre estaba deseoso de cariño, al quedar a la custodia del gobierno al hacer investigaciones, resulto que tenía una hermana mas grande que el no conocía, la hermana se lo llevo a vivir a su casa con ella y su esposo, quien desgraciadamente el esposo tenía problemas con el alcohol, el "cuñado" lo maltrataba, le pegaba, lo azotaba, era tanto su maltrato que hasta  lo saco a vivir al patio de la casa, dice que el dormía en el patio de la casa y así lo expreso el "como un perrito" solamente tenía una cobijita, (yo sinceramente me tuve que voltear para no verlo porque empece a llorar con lo que estaba diciendo).




 El siguió contando que no le daban de comer, que le pedía comida a los vecinos y que trabajaba vendiendo pan para poder comprar cosas de comer, el a sus 8 años no entendía porque lo trataban así, ¿que había hecho para merecer eso?, como estaba estudiando, trabajaba para comprarse sus útiles escolares, así estuvo 2 años hasta que una maestra se dio cuenta de lo que pasaba y lo reporto al gobierno, allí lo llevaron a una casa hogar. El cuenta que de adolescente se trato de suicidar, pero en medio de todo eso conoció a Dios y entendió que lo único que lo podía rescatar de tanto dolor y amargura era el PERDON y así fue, el perdonó, dice que ahora tiene una buena relación con su hermana y su cuñado,  de sus deseos de vengarse se transformaron en Perdón. El actualmente esta como voluntario en una casa hogar y es líder en su iglesia de un grupo de personas que apoyan también como voluntarios. Al final otras señoras voluntarias comentaron que lo quieren como un hermano y estaban todas con los ojitos llorozos.La verdad a mi me impacto de muchas formas, verlo a el tan sereno, la PAZ que irradia. Como Dios puede restaurar una vida llena de tanto dolor.






También acrecentó en mi el deseo de adoptar, sinceramente te pueden decir mil y un cosas de los niños en pobreza extrema, de niños sin hogar pero nada es mas impactante que conocer uno, de convivir con él, conocer su sonrisa, sus sueños, como salen adelante en medio de tantas cosas y también como aveces nadie les ha brindado una oportunidad para tener una familia, eso es demasiado triste, eso es algo que  las fotos, las noticias no te trasmiten, pero conocer a alguien así, es sumamente impactante, al menos para mi lo es y sigue siendo. Llegue a casa y estaba contenida las lagrimas retenidas, mi esposo no fue a la junta, cuando el regresó a casa le conté la historia, ahí si llore fuerte estaba yo demasiado conmovida, me duele en el alma que haya gente que maltrata a los niños, me parece inconcebible. Le dije a mi esposo que yo quería adoptar, que quería ser mamá de un niño que desea padres, así como nosotros deseamos un hijito.

En esa misma semana, hice una llamada telefónica a una casa hogar, nos dijeron que habrá platicas informativas el 30 de Agosto y estamos ya en la lista. Allí en la junta explicarán los diferentes procesos de adopción.

¿Porque les comparto esta experiencia? Cuando supe de mi condición de in fertilidad y la de mi esposo, sentí que caía en un abismo profundo y desconocido, no sabia ni por donde empezar, pero algo que he comprendido del dolor es, que si te enfrascas en el, es como un pantano que muy difícilmente podrás salir, es como un circulo vicioso, así que por esa razón decidimos  entrar a la casa hogar, los niños son la contra parte de lo que nosotros vivimos, nos complementamos y allí fue donde encontré PAZ y Restauración. También debo reconocer que si no hubiese pasado por esta experiencia de in-fertilidad, no les hubiese conocido, uno esta tan enfrascado en su mundo aveces. Saben es difícil ir a una casa hogar, simplemente porque no quieres sufrir y aveces es mas fácil sacarle la vuelta al dolor, no quieres ver a los niños desamparados, pero una vez un amigo psicólogo de la iglesia me dijo que valía la pena sobreponerse al dolor, para ayudarlos ¿y que digo ayudarlos? si aveces siento que me ayudan mas ellos a mi que yo a ellos, les admiro tanto a los pequeños, son tan fuertes y a su corta edad viven experiencias tan duras, he aprendido a valorar tantas cosas con los niños, mis palabras nunca serán suficientes para compartir esta experiencia, simplemente los invito a vivirla. Las palabras de mi amigo,  me hicieron cambiar el chip al grado de que al tiempo, decidimos entrar como voluntarios y ahora considerar la adopción.

Esta experiencia me ha enriquecido como persona y he aprendido cosas de mi esposo que no me imaginaba, verlo con los niños, como les enseña, como les disciplina con amor, admiro demasiado eso de mi esposo, lo veo y se me cae la baba de verlo con los niños y verlo como los quiere.

El esta firmemente convencido de adoptar y eso me llena de alegría y saben es raro, hace 6 meses lloraba por no poder tener hijos y ahora me siento tan afortunada de pensar en la posibilidad de darle un hogar a un pequeñito y que el nos brinde la oportunidad de ser padres.

El amor de padres viene de varias formas y la nuestra quizás sea por la adopción. Se que el el proceso es lento, pero estoy con mucha fe que si Dios nos ha puesto en este camino, nos dará la fuerza para no desistir y sortear las situaciones que se presenten.

Quiero terminar este post  con este pensamiento de Mario Benedetti que se llama No te Rindas:

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.
No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se esconda,
Y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma
Aún hay vida en tus sueños.
Porque la vida es tuya y tuyo también el deseo
Porque lo has querido y porque te quiero
Porque existe el vino y el amor, es cierto.
Porque no hay heridas que no cure el tiempo.
Abrir las puertas,
Quitar los cerrojos,
Abandonar las murallas que te protegieron,
Vivir la vida y aceptar el reto,
Recuperar la risa,
Ensayar un canto,
Bajar la guardia y extender las manos
Desplegar las alas
E intentar de nuevo,
Celebrar la vida y retomar los cielos.
No te rindas, por favor no cedas,
Aunque el frío queme,
Aunque el miedo muerda,
Aunque el sol se ponga y se calle el viento,
Aún hay fuego en tu alma,
Aún hay vida en tus sueños
Porque cada día es un comienzo nuevo,
Porque esta es la hora y el mejor momento.
Porque no estás solo, porque yo te quiero.
Mario Benedetti
No te rindas