sábado, 15 de octubre de 2016

Good bye, Butterfly




Estos días han estado muy pesados, fuertemente cargados de trabajo. He regresado a un puesto complicado de atención a clientes, ahorita en la oficina hubo una baja considerable e inesperada de personal, como comentaba en otras entradas, mi trabajo es en medios de pago y esto tiene un auge cada vez mayor en nuestro país, así que el robo de talento esta a la alza. El caso es que se ha estado capacitando al equipo y están por ingresar nuevos compañeros.... ya se imaginaran ahorita el volumen de trabajo.... 

En fin, en medio de todo eso surgió un viaje a  cd de Seattle estado de Washington en USA. Estuve preparando por días para no dejar tantos pendientes en la oficina, pero un día antes, en medio del estrés laboral recibí una llamada de mi hermana con una noticia inesperada. Mi hermana X me pregunto ¿Cómo estas? bien respondí yo, algo acelerada para no dejar tantos pendientes ¿tu que tal?, ella creo que contestó que bien, pero que me tenía que decir algo, lo dijo en tono seria.... Yo me asusté y exaltada le pregunte ¿Qué pasó? Es de  nuestra prima J y yo me exalte mas y le dije que le paso? no contestó, que le pasó? volvi a preguntar y ella respondió, falleció. Me quede helada, solo le dije algo parecido a no puede ser... y le colgué. Acto seguido llamé a mi papá, le me contestó, le pregunte que había pasado me dijo que no sabía mucho, que ella estaba descansando y yo en mi negación le dije que no, bueno mas bien creo que grite un poco. Acto seguido hable con mi tía y me confirmó lo sucedió J había fallecido.

J y yo fuimos muy cercanas, hablo de ella en mi entrada Guerreras y quisiera dedicar esta entrada a ella.

J nació con una enfermedad llamada epilepsia, desde pequeña tuvo operaciones, tratamientos médicos, altibajos, recaídas. J me contaba que de niña, le decían a su mamá que no tendría esperanzas de vida, pero mi tía aferrada a Dios y a la esperanza, decidió luchar por J con todo lo que tuvo en sus manos. J siempre fue una guerrera, J era 5 años mayor que yo. En septiembre cumplió 38 años, muy joven. J, era una persona bien luchona, trabajadora, responsable. Ella no se dejaba derribar por la enfermedad, trato de hacer una vida "normal" hasta donde podía, estudió Arquitectura, le encantaba el diseño de interiores. Trabajó en varias empresas, pero al final ella deseaba tener su propia empresa así que tuvo proyectos por su cuenta, recientemente manejo remodelaciones en un club deportivo privado y un hotel. Ella con el estrés dejaba de comer y si no comía bien sus niveles de medicamento se descontrolaban, y eso  hacían que tuviese desmayos, casi siempre por estrés le pasaba, así que en sus proyectos era probable que  recayera, reposaba uno o 2 días y luego reiniciaba como si nada. Yo admiraba mucho a J por eso.  Ella me ayudo a asimilar parte de mi enfermedad de infertilidad, me apoyo con consejos para iniciar mi terapia de reemplazo hormonal, me ayudó a ver que a veces las cosas pasan, sin que uno las desee o las merezca, simplemente te toca afrontar los problemas de la vida así como se presentan, como ella lo había hecho desde niña.

J y yo compartimos tantas cosas, alegrías, sueños, confesiones, enojos, risas, travesuras, momentos inesperados, dolor, apoyo, inmadurez. J y yo tenemos una familia muy grande, mi papa es el hijo menor de 10 hijos, nos criamos muy separadas, porque vivíamos en ciudades diferentes, pero un día J tuvo novio de la misma ciudad donde yo vivía y me la encontré al azar en un restaurante,  no teníamos gran contacto en ese entonces, nos veíamos en navidad 1 vez al año,  en ese entonces ella tenía 28 y yo 23. Le dije que cuando quisiera venir a  ver a su novio se podía quedar en mi casa a dormir, a la siguiente semana me tomo la palabra jajaja... de allí comenzó nuestra aventura. Recuerdo que esa vez le di las llaves de mi departamento, yo ese fin de semana saldría a ver a mis papas a otra ciudad cerca, y a los 15 días me pidió quedarse conmigo una temporada para buscar departamento en la ciudad donde yo vivía, le dije que sí, de no tener mucho contacto de la nada hasta dormíamos juntas, la primera vez fue incomodo jajaja... recuerdo que en las noches platicando se quedaba dormida y me dejaba hablando sola jajaja... yo me movía mucho jajaja, tantos recuerdos... tantas historias... le agradezco a Dios por que nos permitió ser cercanas estos últimos 10 años, nos dimos cuenta también lo que teníamos demasiado en común, manera de pensar, maneras de actuar, era extraño, como teníamos tanto en común y ni siquiera lo sabíamos.

Extraño a J, la ultima vez que la vi fue 2 días después de su cumpleaños, fuimos a uno de nuestros restaurantes favoritos que frecuentábamos, venden pescado y mariscos. A ella le gustaban mucho los mariscos, a mi el caldito de pescado y la barra de ensaladas que manejan.... no se si me atreva a ir sola después.

Han sido días difíciles, estoy tranquila porque J ahora descansa, estaba cerca de Dios, estaba plena, Dios le permitió lograr unos sueños este año, como los planes de proyectos por su cuenta. J era muy bonita, sus papás económicamente la podían apoyar sin necesidad de trabajar, pero ella siempre busco superarse, en las empresas pensaban que era una niña mimada, pero era muy profesional en su trabajo.

Regresando al viaje a Seattle, al momento de la llamada, seguí avanzando con los pendientes apurándome aun mas para ir a acompañar a mi familia en esos momentos, recuerdo que termine mis pendientes y hable con mi jefa, le dije falleció J. Ella la conocía y se puso a llorar, me dijo te vas a quedar verdad? y le dije que No, que conocía a J y que ella hubiese querido que fuera al viaje, últimamente le hablaba de mi trabajo, que deseaba crecer profesionalmente y se han hecho cambios todos inesperados y buenos que ya no le alcance a contar :(, le iba a contar regresando del viaje, entre nosotras teníamos una frase motivacional, mas cerca de nuestra meta alcanzar.... J sabía mis deseos, así que fui a despedirme de J, no la vi, solamente de lejos, no quise verla quise recordarla en ese ultimo te quiero mucho que nos decíamos cuando nos despedíamos, solíamos comer juntas y al final te quiero mucho, siempre nos despedíamos así, siempre nos demostrábamos mucho afecto.

Así que fui al funeral de J, ese día estaba toda vestida de negro, recuerdo que me vestí así a prisa en la mañana y me dije, no debería ir de negro a la oficina, pareciera que voy a un funeral :(, en fin si terminé en uno. Así que casi en las bancas de atrás de la capilla, acompañada de mi esposo, empancé a despedirme de J, le dije las cosas que no alcance a contarle, que lamentaba no haberle dado noticias de mi oficina que hace 2 semanas habían ocurrido y que pensaba contarle pronto, que sabía que descansaba en la paz de Dios, que deseaba verle nuevamente, como dice la Biblia recordando esas promesas. Y empecé a cantar en mi mente un himno que cantan en la iglesia habla de las despedidas, se llama ¿Nos veremos junto al rio? en el link dejo un video para quien quiera escucharlo. Así que con ese himno le dije adiós a mi prima J.

J siempre te recodaré muy lindo, con tu ternura, tu espontaneidad, tu alegría, tus sonrisas, tu fortaleza, tu garra. Te quiero J, te extraño mucho. Yo se que nos veremos junto al río.

Decidí hacer el viaje, no fue fácil, me distraje un poco pero siempre la tuve presente, la tengo muy presente. Escuche un papá que jugaba con su hija y decían: ¡¡¡Good bye, butterfly!!!, de allí empecé a decirle así a J. Ella estuvo apoyando un proyecto ecológico este año para ayudar a las mariposas monarca. Coloco en varias empresas plantas, estas plantas sirven para las mariposas monarca se posen en ellas. Y se me hizo lindo visualizarla volando como una mariposa, diciéndole adiós, como si fuese libre y volara hacia Dios. Así que dejo la foto de esta entrada es una mariposa parecida a la monarca pero en morado, el color favorito de J.


Good bye Butterfly!!!!!

Te quiere tu prima!!!!

Carolina G.



 Entonces oí una voz del cielo, que me decía:
«Escribe esto: “¡Dios bendecirá a los que de ahora
en adelante mueran unidos al Señor Jesucristo!”»
Y el Espíritu de Dios dice:
«Así es, porque ellos descansarán de
todos sus sufrimientos y dificultades,
pues Dios los premiará por todo
el bien que han hecho.».
Apocalipsis 14:13


domingo, 31 de julio de 2016

Acorazado

Acorazado



Tanto tiempo sin escribir, tengo días y días, quizá los  días que se fueron transformando en meses sin escribir.

El deseo de escribir estos días se ha acrecentado, la verdad son demasiadas emociones que quisiera compartir que no se por donde empezar.

Bueno quizás deba empezar contando 2 cosas, recientemente por mi trabajo me enviaron a un curso por "casualidad", había algunos pases para este curso
para un programa de agentes de cambio que están promoviendo en la empresa, yo no formo parte de estos líderes de cambio, así que no me correspondía ir, pero había lugares disponibles y el director del área me incluyo en la lista, yo estaba muy contenta la verdad de ir, no tanto por el curso ya que no tenía grandes expectativas, ya sabes el curso era 2 días y en un trabajo tan estresante como el que tengo (administrador de proyectos) 2 días de curso sonaba a vacaciones con alimentos pagados jajaja, algo como 2 días para distraerme.

El curso inicio con un chico  no muy alto, aparentemente no muy expresivo, algo serio, no le vi pinta para esperar mucho, no se realmente porque no esperaba tanto de el, inicio el curso y debo reconocer que después de 10 minutos me tenía atrapada, eso es Taaaaan raro, ya que soy una persona de  atención dispersa, quiero ver todo y todos, además de que siempre estoy al pendiente del celular, de mis notas mentales, de mis pendientes del día, pero esta vez no fue así, el curso trataba básicamente
de romper paradigmas. Yo tenía tiempo que empezaba a sentir la necesidad de romper algunos, así que la información e ideas presentadas me venían como caídas del cielo.

Sinceramente creo que este curso me despertó un aparte dormida en mi, sinceramente no se cuanto tiempo llevaba dormida, yo solía ser una persona de filosofía de cambio constante mi primer jefe, decía Hija Mía: Lo mas constante es el cambio... saben por algunos años trabajé en el área de innovación en medios de pago y tengo unos 3 años que estoy en el área operativa, creo que este cambio me ha dormido muuucho... la Innovación es una de mis pasiones, si me pusiera una etiqueta en mi contribución a la innovación sería mi excesiva preocupación en prevención de fraudes y que el medio de pago sea sencillo de implementar y de utilizar por el cliente final.

No soy una persona llena de Gadgets, pero la verdad  que si soy demasiado curiosa, siempre me ha inquietado como funcionan las cosas, creo que es parte de mi espíritu ingenieril.

Creo que casi no hablo de mis pasiones, una de ellas es mi trabajo, el área de medios de pago no es muy conocida y algo que en apariencia se ve tan sencillo tiene en el corazón un trasfondo demasiado complicado.

Si pusiera una similitud entre mi trabajo y mi vida personal, sería eso, en el trasfondo hay hilos enhebrados que son complicados para descifrar pero que funcionan.

Y bueno ¿que tiene que ver un acorazado, con un curso de agentes de cambio, con mi historia?.... pues nada y todo jajaja... Me gusta mucho las historias, las paradojas, creo que es una manera sencilla
de explicar algo complicado, como lo hacía Jesús en la Biblia, explicaba muchas cosas a través de parábolas.

Estos días y quizás par de meses, inicie una aventura al centro de mi corazón, este curso me entro un deseo profundo de encontrar y romper los paradigmas que estorban para mi crecimiento,
inicialmente el deseo de crecer fue por la parte profesional, pero al estar escarbando, me di cuenta que tenía partes emocionales que estaban impidiendo mi crecimiento no solamente en mi carrera profesional, sino como individuo.

Y es allí donde descubrí al acorazado, el acorazado es un barco de guerra, un barco de acero y de pronto me sentí como un acorazado, la vida me estremeció a corta edad, la enfermedad de mi madre,
hizo que tuviésemos un hogar disfuncional, todo inicio cuando tenía 10 años, ella tenía 31 (2 años menor que yo ahorita), demasiado para mi familia y para mi.

Mi mamá perdió a su madre a esa edad, esa crisis hizo que su enfermedad (deficiencia de serotonina) la dejara postrada en una cama, desesperanzada, en depresión, sin fuerzas y a nosotros nos dejó sin mamá.

En esa época mi mamá de nueva cuenta salió embarazada, de mi hermanita X, fue muy difícil esa época, X era una bebe y mi mama no podía cuidar, a mi casa llegaban las amigas de la iglesia, les decimos hermanas, como Dios es padre de todos, pues ellas son nuestras hermanas,  ellas fueron mis hermanas, mis tías, mis ángeles, cuidaban a mi hermana de día, ya que mi mamá no la podía cuidar y yo cuidaba de mi hermana por las tardes, a los 10 años preparaba biberones, cambiaba pañales, dormía a mi hermanita en mecedora, salía con ella para todos lados, me la llevaba con mis amigas, era como mi muñequita, no había cosa que no disfrutara mas que estar con mi hermana.

Hago una pausa en mi historia pasada para retornar a mi historia actual, hace dias cuando me harte de mi estancamiento profesional y emocional, decidí regresar a psicoterapia. Pero esta vez fue muy distinta a las demás (he llevado terapia muchas veces a lo largo de mi vida), pero esta vez fue muy distinta a las demás, esta vez inicie un viaje al centro del acorazado, ese acorazado que se formo de acero por las vivencias, ese acorazado que por necesidad se volvió firme como una roca, ese acorazado que parecía no moverse en cualquier circunstancia.

Inicie ese viaje con mi psicólogo, estaba muy aterrada, aún lo estoy, empecé a platicar con el de muchas cosas, pero principalmente de mi relación con mis padres, con mi niñez, de mi infertilidad y creo que allí entendí mi estancamiento en todos los aspectos.

Debo agradecer a Dios por sus "casualidades", una chica que conozco les dice "DIOSidencias", yo también creo que eso eso son.

El terapeuta me dijo cosas, tenia mas de un año de no ir con el, pero me dijo que en las primeras consultas vio que tenía bloqueos emocionales, pero también se percato que no quería abrirlos, llevo años esquivando esas preguntas de psicólogos, de mi pareja. Pero esta vez no es así
esta vez me dispongo de afrontar mis miedos. Se que no es una tarea sencilla, pero esta vez, con ayuda de Dios y todas las personas y medios que ponga en mi camino recibirlos con un corazón abierto.

Al hablar del tema de infertilidad, el me pregunto que si yo deseaba realmente tener hijos, me dijo que ha consultado mujeres con problemas de fertilidad que tienen bloqueos emocionales, yo lo miré escéptica  (je eso es normal en mi, tiendo a analizar y reanalizar lo que la gente dice sin creer a la primera),  me dijo que muchas veces el ser humano se auto-sabotea con programaciones mentales.

Ese día me quede con ese pensamiento, auto-sabotaje. Regrese a mi casa, pensando y pensando en lo que me dijo y llevo días pensando en eso y la verdad es que encontré algunas cosas, cuando mi mamá se enfermó, me convertí en una especie de mini mamá para mis hermanos, eso fue muy desgastante para una niña de mi edad, debo confesar que salí de mi casa prácticamente huyendo de responsabilidades que sentía que no me correspondían, de criar hijos que no eran míos y con deseo de vivir mi vida sin tantas preocupaciones.

También empecé a recordar cosas que mi mamá decía, no te cases como yo tan chica, termina tu carrera y se independiente, no tengas hijos joven, mírate en este espejo. Me decía,  de niña no te compre nenucos (muñecos como bebes), para que no pienses en tener hijos, la mujer puede trabajar y ser indepediente, puede ser independiente recalcaba, no como yo, mírate en este espejo.

Ese paradigma se grabo en una pequeña niña de 10 años que temía acabar como su madre, que no se le veía tan feliz, así que me propuse tener una carrera, que me diera lo suficiente para ser independiente y no necesitar de nadie. "Creo" que lo conseguí.

En el curso, nos hablaron mucho de romper paradigmas, nos decían que muchas ideas preconcebidas tienen origen en nuestro hogar, allí entendí  porque mi psicoterapeuta a veces me pregunta cuando tengo miedo si la voz que escucho es de mujer o es de hombre, porque esas ideas con frecuencia tienen origen en papá o mamá.

El caso es que decidí de una forma voluntaria identificar esos paradigmas de papá o mamá, identificar sus miedos para patearlos de mi vida y construir una nueva historia.

He estado leyendo algunos libros cristianos que me han servido para profundizar mar a dentro de mi, he sentido como Dios me ha dado respuestas a mis inquietudes, a mis 10 años fue muy difícil afrontar mis miedos, papá nunca estaba en casa, el trabajo lo consumía, en parte por buscar que no nos faltara nada y en parte siento que huyo un poco de la enfermedad de mi mama lo entiendo, pero esa ausencia hizo que mi acorazado empezara a construirse, no hablaba conmigo, no me daba seguridad, pero tampoco me permitía hablar con nadie, me dijo que si yo hablaba de la enfermedad de mi mamá, nadie lo entendería y cuando intente hacerlo recibí criticas como: que mi mamá estaba loca (palabras textuales), así que el acorazado empezó a forjarse desde los 10 años, de acero, lo mas increbantable, los miedos no tenían nombre y apellido, así que solamente los guarde en una caja, caja de misterios sin resolver, ahora entiendo porque siempre estoy buscando respuestas.


Ese acorazado viajo conmigo por años, era mi refugio, hasta que un día Dios dispuso que era tiempo de romper el acorazado, al parecer yo necesitaba un empujoncito (empujonzote) debo confesarles que me moleste mucho con El por intentarlo romper, el acorazado es el apodo perfecto para mi orgullo, un barco de guerra. Me sentí mucho tiempo como en una guerra.

Ese orgullo que me permitió levantarme cada vez que caía, si bien yo profesaba mi religión, siempre le ponía límites a Dios en mi vida, el control lo llevaba yo y a nadie absolutamente a nadie le permitía tomar parte de. Ya saben había que ser independiente y no ocupar de nadie, creo que incluí a Dios en esa lista.

El empezó a mover las cosas y sentí que el caos se apoderaba de mi vida, me movió el tapete como dicen y me caí, me levante varias veces por mi propio orgullo, pero luego llego esa mole rompe caras, que me noqueo como en una pelea y me aplasto. Caí en el ring, ya no supe si fue cara arriba o cara abajo, pero no me podía levantar, esta vez mi orgullo no era lo suficientemente grande como para ponerme en pie, estaba tan enojada con Dios, le hice chantaje emocional, bueno creo que lo intente jajaa, porque realmente no funcionó, creo que simplemente me levante en mis rodillas como para suplicar que me levantara, los que son orgullosos y saben de eso, esa suplica sonaba a derrota, sonaba cobarde, estúpida y humillante derrota, en el fondo sabía que era mi única opción, estaba molesta, dolida, delirante, todo lo que conocía como fuerte no existía solamente estábamos El y yo, y sabía que solamente El podía ayudarme si yo se lo pedía, si yo le decía sálvame.

En ese tiempo yo estaba leyendo la biblia, había visto como Dios rescataba a los que pedían ayuda, no antes. Me quebré, sinceramente no se ni en cuantas partes, y fue entones cuando vi su rostro, entre la Biblia y el manto de paz que  sentí me cubrió, empecé a levantarme con su ayuda, sentí una mano que no me juzgó tendida a mi, una mirada como diciendo aquí estoy, te estaba esperando, en mi interior sabía que tenía tiempo con la mano extendida, muchas veces no supe si podía confiar en El, pero esta vez era mi única opción, o confiaba en EL o caía en el abismo profundo de la depresión y eso me convertiría en lo que vi de mi madre, estaba aterrada. Lo abrace, lo abrace muy fuerte, sentí una paz que nunca había conocido, mi niñez estuvo llena de altibajos, que parecían mas bajos que altos, y creí que el acorazado era lo único que podía protegerme, ser independiente era mi única opción, pero me equivoque, ella se equivocó (mi madre).

Y en aquellos brazos de amor, rompí un paradigma, no es cierto del todo la independencia, necesitamos de Dios y de valientes guerreros para salir adelante, creo que en esta prueba, me abrí a mi Dios y a mi esposo como nunca antes, el acorazado de acero empezaba a romperse y en momento Dios y mi esposo estaban entrando a mi vida en ayuda, de una manera nunca antes permitida, de una manera que yo no conocía.

Saben, el acorazado aún sigue rompiendo, esta vez yo quiero que se rompa definitivamente, ahora lo hago por voluntad propia.

Aún seguiré contando mi historia, pero por este momento quiero dejarla aquí y quiero escribir a los acorazados que leerán este blog, esta historia quizás sea mejor comprendida  por los acorazados.

Querido Acorazado, una vez leí que Dios quita, da y explica, Dios desea quitar el acorazado de tu vida, Dios desea extenderte esa mano que quizá tu no conoces para mostrarte una historia diferente, una historia que te atemoriza, pero que cambiará tu vida.

No estamos solos acorazado. Quizás ahorita no lo entiendas pero EL te irá mostrando el camino que debes seguir, CONFIA, te confieso que yo inicie este viaje como MI ULTIMA OPCION y he encontrado que era MI MEJOR OPCION, no me arrepiento,  no me lamento si espere mucho o poco, creo que DIOS no me presiono en este camino. AUN estamos COMBATIENDO el viaje hacia mi interior, ese viaje donde encontraré respuestas para enfrentar mis miedos y darles nuevas palabras de FE, ESPERANZA y AMOR.

Acorazado, permite a Dios formar parte de tu historia, Acorazado anímate a dejarte levantar, a dejarte ayudar por Dios y la gente que te quiere, permítete dejarte abrazar.

Acorazado yo entendí que si bien el acorazado no permitía que me lastimaran, pero tampoco permitía que nada entrar a mí para cambiar y que no podía entregar mi amor del todo a las personas.

Acorazado tenemos remedio y esperanza, lo que conocemos no es lo único que hay, quizás fue lo que nos funcionó en algún tiempo pero existen personas buenas. Dios es bueno.

Acorazado te comparto una frase que leí en un libro, Dios no desea transformar las circunstancias, Dios desea trasformar a las personas.

Acorazado Podemos ser transformados.

Acorazado, estas dispuesto a darte una oportunidad?

viernes, 20 de mayo de 2016

Inspiración

Úfff por donde empiezo.... muchos días desconectada de este medio.... días y días que ya hasta perdí la cuenta.

En casa seguimos sin internet, así que publico con la señal compartida de mi celular, jajaja... ya en estos días mi esposo y yo estamos considerando contratar jeje... como les dije estamos en casa nueva y son demasiados gastos que tenemos que agarrar pasooo jajaja... así decía mi abuelita para referirse a que las cosas van de poco en poco...

Estos meses he disfrutado mucho de nuestro nuevo hogar, lo nuevo me emociona, pero claro no todo es miel sobre hojuelas... han pasado muchas cosas en la casa, es un batallar a veces con los proveedores jajaja... mi paciencia tiene un limite :P!!! y bueno uno que otro detalle de salud con mis perritas... pero gracias a Dios todo avanzado como debe de ser... luego les contare mas detalles de eso.

Estos días, ya que el ajetreo de la casa ha pasado y me he dado el tiempo de pensar no solo en trabajo y casa, broto aquella sensación que sentía olvidada, esa sensación de hijos.... y es que estos días estuve mucho en contacto con mi sobrinita S, ella es una niña encantadora bella por dentro y por fuera, es hija de mi prima D. Hace como 2 semanas estábamos en casa de mi prima D, yo estaba recargada en el hombro de mi esposo y mire a S estaba entretenida con sus gracias, es una niña muy inteligente y me encanta verla descubrir el mundo, tiene poco mas de 2 años... De pronto me cayo como balde de agua fría una sensación de nostalgia, de tristeza por el hecho de no tener hijos, fue muy extraño... tenía tiempo que no pensaba yo en eso, como les dije entre tanto trabajo, adaptación a la nueva casa, el tema lo había ignorado, pero el broto como diciendo HOLA te olvidaste de mi?

La nostalgia es inmediata, de repente el pensar en no tener una hija(o) de mi esposo me lleno de tristeza. La tristeza rodo en mi cabeza casi 2 semanas, la verdad no podía ni hablar el tema con nadie, no sabia ni como empezar, ni que sentir, ni que pensar, siempre trato ver el lado positivo de las cosas pero esta vez esto me supero. Las lagrimas rodaron como si tuviesen voluntad propia, como si estuviesen desconectadas de mi razón. En el fondo no me he despedido de la posibilidad de tener un hijo.... es extraño no es que no me llene pensar en la adopción, simplemente que de a ratos, siento que la esperanza sigue allí y quizás desvanece poco a poco esa posibilidad, como si se muriera y es ese dolor tan intenso que me ataca a  veces... no me estoy aferrando a nada, solamente que a veces olvido que tengo lo que tengo y hacer conciencia es como si me dieran el diagnostico de nueva cuenta y la realidad impacta como el primer día.

Otra cosa que he detectado en mi, es que enterarme de embarazos de familiares, primos, cuñados, etc, esos duelen, de una forma extraña, nunca me he considerando envidiar a las personas, pero esos embarazos saben a nostalgia, saben a agridulce, como si no me alegrara al 100%, es muy extraño, ni si quiera quiero percibirlos así, mi cuñada esta embarazada, dio la noticia el día de navidad, allí estaban mis padres, pasamos navidad con mis suegros, hubieran visto la cara de mi mama, todavía recuerdo esa imagen y se me estruja el corazón, acto siguiente felicite a los nuevos padres, que mis papas me vieran tranquila era lo mas importante para mi, para que ellos no se preocuparan, sentí feo debo confesar, aun trato de descifrar que es... sentí un poco de molestia que lo dijeran en navidad jajaja... una prima dice es navidad para todos y bueno cada quien tiene derecho de contar las cosas bellas que les pasa en la vida, la cosa es que no a todos nos pasan esas cosas...

Ella es la hija menor de 3 hermanos, el hermano mayor y su esposa, nosotros   no  podemos tener hijos, así que era demasiado privilegio dar esa dulce noticia.... por otro lado imagino la presión para mi cuñada, el decir o no decir, pero eso es algo que no se debe ocultar... en fin el caso es que las emociones a veces brotan sin control y sin sentido, ese día también me tumbo la tristeza aparte de la noticia porque al felicitar a mi suegra ese día  por ser abuela, por fin su sueño cumplido, me dijo: "Ay Caro" (en tono de lastima) y remató: "sigues tu"... creo que es su anhelo, pero debo confesar que ese comentario me molesto demasiado.... aguante lo mas que pude... realmente la lastima me molesta porque soy una persona demasiado orgullosa jajaja y con la euforia del momento ya ni supe que sentir.... No soportaba la carita de mis papas tratado de esconder su tristeza, se que les duele mi situación de salud que me deja extremadamente remota la posibilidad de tener hijos,  y bueno hasta mi pequeña hermana... total que  al día siguiente habíamos quedado de ir con mi suegra a comer recalentado, la verdad no me quedaron ánimos de nada y decidí no ir.... así que hable con mi esposo y no fuimos... a los 2 días hablamos con mis suegros, la verdad fui muy directa ya que me sentía como sensible y fastidiada, indignada, frustrada y todo lo que termine en ada, le dije a mi suegra que dejara de decirme que seguía yo... que de esa certeza no tenemos y para ser honestos se ve demasiado lejana a la realidad, no pienso  aferrarme a algo, que deseaba avanzar y que mis sueños Dios los concedería de una u otra forma hijos biológicos, adoptados o de las 2, en el tiempo indicado, se ofendió como es costumbre, creo que fui demasiado directa, pero no soy de las personas que se aguantan lo que piensan.... me acuerdo y me sigo enojando. UPS....  Con mi suegra  venia con la abuelita, esa hermosa señora tan prudente tan linda.... dijo muchas cosas me hizo sentir tan aceptada y entendida, la abuelita de mi esposo tiene 90 años, es una dulce señora que admiro mucho... no se es que las palabras adecuadas pueden calmar el corazón mas triste y agobiado.. y ver ese dia la expresión de tristeza de mis padres, el deseo que ellos tienen de ser abuelos hay no se... es una mezcla de demasiadas cosas.... como desearía ser normal y sentir como todos felicidad por que crece la familia y no dolor, no sentir ese recordatorio de algo que parece imposible para ti....

Creo que tenia mucho atorado esto, no lo he hablado con casi nadie, un par de amigas quizá, pero aquí en este circulo se que mis palabras y sentimientos son entendidos y lejos de ser tomados a mal, llegan a corazones empáticos.

Estos días mi esposo y yo hemos  platicado de la adopción, ese tema lo habíamos dejado un poco de lado por la casa, tenemos tan solo 6 meses viviendo aquí y queríamos disfrutar cada cosa paso a paso y no volvernos locos con tramites de casa, tramites del hijo y no disfrutar cada cosa en su tiempo. Hemos decidido en septiembre que es nuestro aniversario iniciar con ese tramite de manera formal.

Ahora que he estado leyendo blogs y poniéndome al día me anima mucho que muchas han estado encontrando sus sueños de distintas formas.... espero estar cada día mas cerca del nuestro.

Aquí les iré contando, lo que voy atravesando en el camino, para recibir algún consejo, alguna palabrita de animo y quizás hasta un jaloncillo de orejas jajaja....

Como les dije en este tiempo ha pasado de todo, felicidad, nostalgia, tristeza, alegría, incomprensión, pero ya iré actualizando... espero estar mas activa, extrañaba escribir.

Y bueno entre las cosas esperanzadoras e inspiradoras que encontré por aquí les recomiendo la película Milagros del Cielo en este link pueden ver el triler y también la película Faith like Potatoes en este link pueden ver el triler, ambas son historias de vida real, me dejo realmente impactada. LA verdad llore mucho cuando las vi, en algunas cosas me sentí muy identificada, como les dije.... quiero que esta espera sea espeanzada....así que si sienten que les falta un poquito de fe (como a mi me pasa a veces, como me he sentido en estos días) vean estas pelis... les ayudarán a recordar que las cosas son posibles en la medida que creen que así serán.... y bueno poco a poco le pido a Dios asimilar mi realidad, reconciliarme con mi presente y proyectarme a un futuro lleno de esperanza, como el en su Palabra siempre lo dice....



Cuando tengo días como hoy, miro al cielo, no para buscar respuestas, no para reclamar ¿porque a mi me pasa esto?, miro al cielo para encontrar aquellas palabras de amor y esperanza que se que DIOS tiene para mi, para ver ese futuro que el ve, porque para mi es difícil verlo algunas veces.

Dios mío quédate con cada una de las personas que sienten como yo algunas veces sienten que la esperanza se aleja de nuestras manos,  haznos recordar y sentir que tu tienes un futuro para nosotros lleno de amor, haznos sentir espera esperanzada en nuestro corazón.

Amen.