viernes, 22 de mayo de 2015

Todo tiene su tiempo...

Quise titular esta entrada Todo tiene su tiempo, ya que estos días me ha tocado vivir de todo.

Conocer a la bebe de mi amiga D, la graduación de mi hermana y el fallecimiento de una de mis tías. Esto acompañado de sus respectivas emociones, una visita de una gran amiga y exceso de trabajo. Todo ha sido un remix de emociones.

Ahorita les cuento un poco, tratare de ser breve y compartir de las experiencias y lecciones aprendidas en estos días.

Todo empezó el 5 de Mayo, yo pedí el día en el trabajo libre. En la mañana fui con mi prima J, a revisar una obra que tiene en construcción, ella es arquitecta y como mi esposo fue a trabajar, decidí  salir a desayunar con mi prima y hacer unas vueltas pendientes con ella. Le comenté a mi prima que iría a conocer por la tarde a la bebe de mi amiga D, después pasamos por una tienda donde venden cosas muy bonitas de bebé y me entraron unas ganas de llorar. Le dije a mi prima, vi cosas de bebe y quiero llorar. Ella me regaño y me dijo que me calmara, que no llorara y que si iba ir así a visitar a mi amiga mejor que esperara y no fuera. Me sentí muy frustrada, le dije que no me  desahogaba con nadie y que con ella que sí podía no me lo permitía, el caso es que se sintió mal y empezó a tratar de abrazarme y ya para esto yo estaba como en una concha ahora no lloro. Y así pase el momento.

Por la tarde, fui a visitar a mi amiga D,  yo estaba muy emocionada de conocer a la bebe, mi amiga D es muy importante para mi,  ella ha sido una de mis mejores amigas, ha estado conmigo en los buenos y peores momentos. Así que yo quería conocer a su pequeñita, la cargue como por 2 horas, me sentí feliz y especial, estuve platicando con mi amiga, su mamá y su esposo. La pasamos muy lindo, les conté de la casa hogar a la que asistimos mi esposo y yo y ellos ahora que son padres, se pusieron muy sentimentales con lo que les conté de los niños. La verdad fue muy bonita la plática.

Regresando pase a una tintorería a recoger mi ropa, me atendieron súper mal, no me quisieron dar mis cosas porque llegue justo a la hora que habían cerrado, trate de dialogar con la persona que atiende y no me hizo caso, así que solo hice una rabieta en la puerta de frustración y hasta le golpee el vidrio de la tintorería, mejor me calme porque estaba en un lugar publico y no tenia porque dar espectáculo. Llegue a la casa triste, ya había estado triste y nostálgica como lo publique en mi entrada agridulce, cerca de mi casa hay una iglesia Bautista, dije voy a ir un rato necesito orar ando muy alterada y fui y estaba cerrada. Regrese a casa y me puse a llorar, llego mi esposo y me calme, después le dije que estaba triste y de repente le dije: Nadie me quiere escuchar, nadie quiere saber que estoy triste, nadie pregunta como me siento y eso me entristece mucho y llore y llore y llore, había estado evitando llorar por mi rinitis, ya que constiparse, no era muy conveniente, afortunadamente ya estaba mejor, pero al parecer TODO se me juntaba. Lo bueno es que mi esposo se porto comprensivo y me escuchó, creo que me tenía muy frustrada sentir que nadie me escucha.

Estuve deprimida varios días lo confieso, en la mañana acostumbro a leer la biblia y esos días no la quería leer para nada, me sentía muy frustrada. Le dije a Dios porque tu tampoco me escuchas, nadie me quiere escuchar y estaba sumida en ese pensamiento. Después empece a tratar de reanudar mis actividades y retome la lectura de la biblia, que pasajes mas hermosos, aquí les comparto los mas bonitos que leí estos días:











Aveces soy de las personas que aguanta en silencio, entendí que debo abrir mi corazón a Dios, entendí que debo confiar en Él, a recordar que debo ser paciente y que sus planes son mejores que los míos,  y  sobre todo a NUNCA desconfiar de Él y sus promesas. También entendí, que no debo dejar de orar, no importa si el contesta pronto o no, o si quizás su plan sea diferente al que yo tengo en mente, debo orar contarle mis sueños y esperar confiadamente. Lo único que Dios pide es Confianza. Fue una gran lección y así, después de haber tenido unos días devastadores, en animo empezó a subir :). Con toda esta inspiración, me sentí al tope.

Los días transcurrieron y llego la visita de otra gran amiga que vive en otro estado, nos vemos 1 vez al año, la verdad siempre apartamos un tiempo para vernos. Ella venía también a la graduación de su hermano, el estudia medicina y mi hermana Químico Clínico Biólogo. Siempre es emocionante ver a mi amiga A, me contó de su novio, de lo feliz que esta y bueno si ella es feliz yo soy feliz también. La quiero mucho y hemos madurado juntas, nos aconsejamos, hemos reído y nos hemos compartido locuras.

Nos dispusimos a ir a la graduación de nuestros hermanos a una ciudad que esta cerca donde vivimos mi esposo y yo, esta a 1 hora. Allí seria todo el evento de graduación, tanto mi amiga A, mi amiga D y yo, somos egresadas de la misma universidad. Es una universidad Cristiana y el proceso de graduación es TODO un acontecimiento. Inicia el viernes   en la noche con un culto de gratitud (que fue el viernes pasado), el sábado por la mañana se hace un culto de consagración a los graduandos, por la tarde se hace un programa en cada facultad con la familias de los egresados para compartir experiencias y agradecimientos familiares, el domingo se hace la colación de grados y es donde te dan tu documentación y en la tarde una comida especial con la familias de los graduandos. Ven, les dije es TODO un acontecimiento. En todos los eventos, el graduado esta con su toga y birrete,  es emotivo ver a mi pequeña hermana (10 años menor), cumplir uno de sus grandes anhelos y más con la dinámica familiar que la les he platicado en post anteriores.

De todo el evento quiero resaltar 2 cosas muy impactantes para mi. El viernes que llegamos, a mi papa le suena el teléfono y se sale inesperadamente. Y mi hermano me habla al oído, me dice la tía L esta muy mal, ¿que tiene? pregunte, le encontraron un tumor y esta en coma, solamente están esperando el desenlace, te comento porque no le vamos a decir a X (nuestra hermanita) hasta que pase la graduación, yo quede impactada y me salí también de la iglesia, mi papá a lo lejos seguía hablando por teléfono. La tía L era mi tía política, es esposa de mi tío J hermano de mi papa, mi papá y el son muy cercanos, trabajan juntos en proyectos y conviven mucho, así que yo sabía que todo esto era muy complicado para mi papá, el es muy nervioso y estos temas lo abruman demasiado.  Yo me quedé en la puerta,  cuando papi termino de hablar, el se acerco donde yo estaba y le dije: ya me contó mi hermano ¿que pasa?, nada que ya la van a desconectar y es cuestión de horas, quiso llorar y lo abrace. No se que decirle a mi hermano, me decía mi papá, ¡todo ha sido inesperado!. Me contó que mi tía simplemente se desvaneció platicando, la llevaron al medico y la operaron de urgencia por un coagulo, que al hacer mas estudios resulto ser un tumor cerebral grande y simplemente así, como así, se fué. Todo esto paso en cuestión de 3 días. La familia de mi papa fue de 10 hermanos, ahorita sobreviven 7 ya han pasado por 3 muertes de hermanos y la de sus padres. Ellos son fuertes para afrontar las vicisitudes, bueno la mayoría, mi papa es de los mas sentimentales. Yo quede hecha un nudo con la noticia, mi hermana estaba por salir del primer evento y como ellos desfilan y se sientan en un lugar especial, no se dio cuenta de que nos salimos, así que la esperamos afuera para felicitarla y a tragarse el nudo de la tragedia de la tía.

Al día siguiente fuimos al evento de la mañana, -el culto de consagración-, terminándose mi papa y mi mama partieron a otra ciudad que esta a 2 horas de donde viven mis papas, para ir a acompañara  mi tío. Mi hermano y yo nos quedamos con mi hermana y allí sucedió lo inevitable, le teníamos que decir lo que paso con nuestra tía. Fue muy agridulce nuevamente, por un lado estábamos alegres por mi hermana, pero por otro tristes por lo que atraviesa mi tío J quien siempre ha apoyado a mi papa en todo, es como un segundo padre para Èl ya que mi papa es el menor de 10 hermanos, mi tío es mayor que mi papá 10 años (como mi hermana y yo).

Es impactante para mí, recodar que somos tan frágiles. Un día esta todo bien y otro simplemente no o quizás ya no estamos. Por eso es importante disfrutar de cada día, vivir lo con intensidad y enfocarnos en las cosas positivas. Nunca sabemos cuando será el último día de nuestra existencia. Mi tía no quiso a nadie de luto, no quiso velorio ni caras tristes. Así que mi tío respeto su deseo en honor a su memoria.

Al día siguiente fue la colación de grados, de allí en la tarde fuimos a comer. La generación de Quimos de mi hermana fue muy pequeña de 4 personas y solo 3 quisieron hacer el convivo, así que estábamos 3 familias en la comida festejando a los 3 flamantes graduandos. Estuvo precioso, todos hablamos, fue muy emotivo y lo mas impactante fue escuchar a la pequeña decir algo mas o menos así:

"Yo no había pasado por cosas tan difíciles, hasta que un día Dios dispuso que yo batallara un poco más, tuve que trabajar para estudiar, deje mis estudios 1 año y trabaje y estudie 2 mas, yo HOY le agradezco a Dios porque no me dio lo que quise, sino porque me dio lo que NECESITABA y he aprendido mucho de esa experiencia".

Esas palabras atravesaron mi corazón, la pequeñita de la familia, que tiene mitad corazón de Hippie y mitad corazón Socia-lite había crecido. Conocía el valor de esforzarse y costearse gran parte de sus estudios. Sentí, Nostalgia, Felicidad, Amor, Orgullo, Empatía y sobre todo me tocaron fondo sus palabras. Gracias a DIOS por no darme lo que QUIERO, sino lo que NECESITO.

Esto me hizo recordar, que el versículo que había leído hace unos días y que les compartí en la imagen: "Mis planes solamente Yo los se, y no son para su mal sino son para su bien" - Dios. 

Luego les contaré mas detalles de lo que paso con mi hermana y porque tuvo que estudiar y trabajar. Estoy pendiente de hacer un post que tengo pensado que titularé Guerreras, son mujeres que han inspirado mi vida, entre ellas mi hermana.

Y bueno esto fue un poco de mí estos días. Tengo pendiente contarles sobre la adopción y lo que hemos platicado mi esposo y yo. Pero lo haré en un post diferente. Creo que ya fue mucho por hoy.

Y bueno quiero terminar con un pasaje de Eclesiastes, el autor es uno de mis favoritos de la Biblia Salomón (escribió Eclesiastes, Cantares y Proverbios).  Creo que este pasaje está muy acorde a todo lo vivido estos días. Espero les guste:

Eclesiastes 3: 1-15 por Salomón



Tiempo de nacer

y tiempo de morir,
tiempo de plantar
y tiempo de arrancar lo plantado,

tiempo de matar
y tiempo de curar,
tiempo de destruir
y tiempo de edificar,
 
tiempo de llorar
y tiempo de reír,
tiempo de hacer duelo
y tiempo de bailar,

tiempo de esparcir piedras
y tiempo de juntarlas,
tiempo de abrazar
y tiempo de abstenerse de abrazar,
 
tiempo de buscar
y tiempo de perder,
tiempo de guardar
y tiempo de tirar,
 
tiempo de rasgar
y tiempo de coser,
tiempo de callar
y tiempo de hablar,
 
tiempo de amar
y tiempo de aborrecer,
tiempo de guerra,
y tiempo de paz.
 ¿Qué provecho obtiene el que trabaja de aquello en que se afana?  He visto el trabajo que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que se ocupen en él. Todo lo hizo hermoso en su tiempo, y ha puesto eternidad en el corazón del hombre, sin que este alcance a comprender la obra hecha por Dios desde el principio hasta el fin.

Sé que no hay para el hombre cosa mejor que alegrarse y hacer bien en su vida,  y también que es don de Dios que todo hombre coma y beba, y goce de los beneficios de toda su labor. Sé que todo lo que Dios hace es perpetuo: Nada hay que añadir, ni nada que quitar.


Todo tiene su tiempo 
¿Estás dispuesto a esperar?




8 comentarios:

  1. Carolina, lo siento mucho por lo de tu tía, te mando un abrazo fuerte! Y felicidades a tu hermana!
    Saludos desde España!!

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana!!! Gracias por tus felicitaciones y condolencias, también te mando un fuerte abrazo. Saludos! !!

    ResponderEliminar
  3. hola llevo rato tratando de escribirte pero tengo problemas con mi cel, así que tuve que esperar a tener a la mano el compu para escribirte.

    me gusto mucho tu publicación y me voy a copiar algunos pasajes que me encantaron.
    lamento lo de tu tia, pero son situaciones que siempre debemos afrontar; ojala no tuviera que ser así, no perdiéramos a nuestros seres amados. pero ellos estarán en un lugar mejor, donde no sienten dolor ni pena ni sufrimiento.
    y que mono que tu hermana llegue a esta etapa de su vida, que cumpla sus sueños el camino que viene por delante estará lleno de bendiciones...
    muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Hermosa!!!! Ayer vi tu publicación no había visto este comentario. Creo que no me están llegando las notificaciones de tus comentarios. Pienso igual que tu, que no quisiera pasar por el momento de decir Adios, pero es parte de la vida. Esta semana estuvo mi hermana conmigo y nos la hemos pasado genial. Espero pronto puedan reparar tu celular y seguirnos mandando e-mails. Y puedes tomar las frases de mis post cuando lo deses, me alegra que te hayan gustado. Te mando un fuerte abrazo y un beso.

      Eliminar
  4. Hola Caro! En primer lugar, lamento el fallecimiento de tu tía.

    Quiero que sepas que te entiendo. Yo también tuve una época en la que sentía que nadie quería escucharme, que era incómoda para los demás. Fue ahí cuando empecé a escribir el blog y me ayudó mucho. Encontré a un montón de compañeras en esta camino.

    Al final, todo se coloca en su lugar. Créeme. Tenemos que confiar y ser pacientes. Aunque nos cueste. Tener fe en que algún día seremos mamás. Unas mamás muy muy especiales.

    Un abrazo gigante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si Inesita, así lo pienso, seremos mamas especiales, no cualquiera puede afrontar lo que nos esta pasando. La fe es clave en todo esto. Gracias por tus condolencias. Ya leí tu post y me puse al tanto, estoy ansiosa de recibir buenas nuevas próximamente. Te mando un fortísimo abrazo.

      Eliminar
  5. Qué pena lo de tu tía, lo siento, y qué bonito que no quisiera luto.
    A veces porque no te escuchan, a veces porque no te entienden... Yo también me he sentido así, lo que pasa es que somos nosotras las que esos tenemos que escuchar y entender. Y quiere, y perdonar.
    Cuántas emociones en poco tiempo, esa í es la vida, y como tú dices, lo importante es recordar nuestra fragilidad para poner atención a lo verdaderamente esencial de nuestros días .
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la vida es inesperada, hay que afrontar lo que nos toca y darle para adelante que mas? Bendiciones!!!!

      Eliminar

Deja tus comentarios, siempre es bueno una palabra de aliento, una segunda opinión y porque no un punto de vista diferente.